Seguramente ésta será una de las pocas opiniones favorables al famoso canon de la SGAE (oficialmente “canon por copia privada”). Y ello pese a que quien suscribe estas lí­neas es muy crí­tico con la actitud de algunos creadores y de la SGAE en todo este debate.

El problema del debate está más en las formas o en la aplicación de la medida que no en el fondo. Creo que todo el mundo es consciente de que los creadores de contenido deben ser remunerados de alguna manera por sus creaciones y que, con la facilidad de copia y de redistribución que ofrecen los actuales soportes, cualquier sistema alternativo a la copia privada no permite garantizar una compensación justa a los creadores.

Lo que ya no queda tan claro es qué importe permite compensar de manera justa a los creadores, quién debe recaudar este dinero y cómo se reparte. Y no está claro, entre otras cosas, por la poca transparencia que han mostrado los principales interesados en imponer este canon a toda costa. O por la generalizada percepción de que los beneficiarios reales de estas compensaciones distan de ser los beneficiarios teóricos.

Algunas preguntas que quedan abiertas:

1.- ¿Se ha dado cuenta la SGAE que exigiendo el canon a toda costa está legitimando de facto la copia?

2.- ¿Por qué las operadoras de Internet quedan al margen de todo este proceso, cuando son de facto un actor esencial en toda esta problemática?

3.- ¿Por qué no se ha considerado imponer algún tipo de impuesto sobre el volumen de información descargada por Internet, y en cambio se impone una tasa sobre los soportes de almacenamiento?

4.- ¿Ofrecerá el sistema del canon los incentivos adecuados para que los creadores de contenidos busquen mecanismos de compensación alternativos, o bien podrán limitarse a vivir del canon?

4 thoughts on “

  1. Hmmm, una afirmación polémica… ¿no podría ser que este modelo estuviera simplemente agotado? ¿por qué no un canon para la televisión pública la veas o no, como en el Reino Unido? Te aseguro que en mis tarjetas secure digital no tengo mp3 sino planos para el navegador de la PDA…

    Yo veo más un modelo de compra de contenidos estilo iTunes de pago por uso, e incluso sin iniciativas tipo DRM de evitar la reproducción más de un número determinado de veces y evitar copias. Creo que el futuro va más por recaudar menos y de una manera muy distribuida.

    Supongo que me dirás que tanto los periódicos online como los servicios de venta de contenidos online, por ejemplo venta de canciones o videos, no pueden compensar la venta de periódicos tradicionales, o las recaudaciones en el cine, o las ventas de cds. Quizá es que ahora deba ser así, que, a consecuencia de la desintermediación, ya no podrá vivir tanta gente de este negocio, y este sector se transformará. (y, en parte deshinchará)

    Pero no deja de ser parte de un proceso natural al que el canon intenta hacer frente por métodos antiguos, indiscriminados y percibidos como injustos. Pagado el precio, ¿qué nos impide hacer tantas copias como queramos?

  2. Buen comentario…que reconozco estaba esperando😉 Creo que el modelo a largo plazo será muy parecido al que tu propones. Pero a corto plazo hay que tomar soluciones (no es lo mismo la situación actual que la de una década atrás), y la más factible a corto plazo es la del canon. Con ello no quiero decir que sea siempre la mejor opción. Lo que puede ser preocupante es si el canon es lo suficientemente generoso para que no haya ningún incentivo a buscar un sistema más sofisticado y menos lesivo para algunos colectivos.

    En cuanto a lo de pagar justos por pecadores… ¿no pagamos justos por pecadores cuando vamos a comprar a una tienda y estamos pagando servicios de seguridad y de vigilancia frente a hurtos, aunque nosotros no tengamos la mínima intención de cometer uno? Considero que se trata de un mal menor. Mi crítica va más referida a si los justos pagan o no demasiado (en mi opinión personal, sí).

  3. Estoy de acuerdo en retribuir a los autores y editores cuando hago una copia privada.

    No estoy de acuerdo en retribuir a los autores y editores cuando no hago una copia privada.

    Respecto a la comparación con los servicios de seguridad y vigilancia no lo veo, la verdad. Estos servicios forman parte de los consumos intermedios del comercio y como tales están incorporados en el precio. Es decir, son gastos necesarios para llevar a cabo su actividad. El canon no forma parte de los consumos intermedios de los fabricantes de lápices USB, más bien sería un impuesto ligado al producto, pero recaudado y destribuido (a saber como) por una entidad privada.

    Es sólo mi opinión. Un saludo

  4. Tema apasionante este…. pero del que sólo me limitaré (por estar limitado, conste) a una reflexión:

    Resulta cuanto menos curioso que mientras que se realiza un debate público (bienvenido sea, conste) sobre el canon, su pertenencia, su adecuación, etc., nadie ponga en tela de juicio la figura de la “licencia” que se “supone” que uno “adquiere” con la “compra” de un CD/DVD/etc.

    Invento curioso lo de la “licencia” y apasionante la “aparente” unanimidad y aceptación de la misma (y claro, si uno acepta “pulpo” como animal de compañía…)

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s