El Impuesto del Patrimonio tiene los dí­as contados. O almenos eso se deduce tras las recientes declaraciones de los candidatos a las próximas elecciones generales, como el anuncio que ha realizado hoy Rodrí­guez Zapatero. En el mejor de los casos desaparecerí­a un impuesto casi único en Europa (Francia es el único paí­s europeo con un impuesto de tales caracterí­sticas) y que tiene un tipo impositivo entre el 0,2% y el 2,5%, dependiendo del patrimonio del declarante.

El Impuesto Extraordinario sobre el Patrimonio se estableció a finales de los setenta, con el objetivo de obtener unos ingresos fiscales suplementarios a los del incipiente IRPF. Con el tiempo, el impuesto fue perdiendo su interés original y a causa del boom inmobiliario y de la no actualización de las tarifas desde el año 2000 muchas personas de clase media se han visto obligadas a declarar por un impuesto “de ricos”.

Bienvenidas sean las rebajas de impuestos, especialmente si se trata de impuestos tan poco útiles como éste.

3 thoughts on “

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s