Las consecuencias del petróleo a 100 dólares el barril


Durante esta semana el petróleo ha alcanzado niveles récord. En algunos momentos su cotización se situó en algunos mercados encima de la barrera psicológica de los 100 dólares el barril. Una década atrás el precio del barril a duras penas superaba los 10 dólares. Sin embargo, estos precios no han tenido, hasta el momento, un impacto importante ni en la inflación ni tampoco en el crecimiento económico, nada que ver con lo que sucedió en los setenta.

En primer lugar, el precio del barril en términos reales (es decir, ajustando por la inflación) sigue siendo a fecha de hoy más barato de lo que lo fue a principios de los ochenta (aunque ya está a punto de superarlo). Y, aún más importante, la dependencia con respecto al petróleo es menos acusada actualmente de lo que lo fue.

Estas ideas intuitivas ya tienen un respaldo científico. En un artículo reciente, el profesores Olivier Blanchard y Jordi Galí han demostrado que el impacto de un posible shock debido a los precios del petróleo será de menor alcance que los experimentados durante los setenta y principios de los ochenta. Según los investigadores hay cuatro factores que explican este menor alcance: menor dependencia de las empresas con respecto al petróleo, una política salarial más flexible, una política monetaria mejorada… y la buena suerte.

La siguiente pregunta que cabría hacerse es, ¿hasta cuánto debe subir el barril de petróleo como para dañar las economías?

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s