Más turistas, pero menos gastadores


portada_indexuab2007.jpgEl sector turístico es uno de los más importantes de la economía española. Aparte de suponer casi el 10% de la riqueza nacional, constituye un bálsamo a la hora de compensar los déficit en la balanza comercial que recurrentemente muestra la economía española. Disponer de estudios sobre la situación del sector y sus perspectivas a corto y medio plazo es pues un ejercicio ineludible.

Desde el año 2000, la Escuela Universitaria de Turismo y Hotelería de la UAB elabora el Índice UAB de Actividad Turística, en el que se pretende ofrecer una estimación de las principales macromagnitudes turísticas (número de turistas, pernoctaciones y gasto diario) para el conjunto del año en curso.  Si bien en sus primeros años se circunscribió al ámbito catalán, a partir de esta edición se ha ampliado para el conjunto estatal.

De acuerdo con las previsiones se estima que durante este año se superará la mágica cifra de 60 millones de turistas, lo que supondrá un incremento del 4% respecto a la temporada anterior. Las pernoctaciones también aumentarán de acuerdo con el modelo (+5,2%). En cambio, el gasto se preve que disminuya un 3,5%. Este comportamiento no es atípico, sino que confirma una tendencia que se ha ido asentando en los últimos años. Dicho en palabras vulgares, España está reforzando su carácter de  destino barato, favorecido por la fuerte expansión de las líneas aéreas de bajo coste.

La edición de este año añade también un análisis sobre la evolución de las agencias de viajes. Contrariamente a lo que pueda parecer, el impacto que ha tenido Internet sobre la rentabilidad de las agencias (en este caso el ejercicio se ha limitado a la comunidad catalana) ha sido reducido, si bien se aprecian diferencias significativas de rentabilidad entre aquellas empresas que han visto Internet como una oportunidad, y aquellas que han seguido una estrategia más tradicional.

Podéis descargaros el estudio completo desde este enlace.

4 thoughts on “Más turistas, pero menos gastadores

  1. Si bien es cierto de que el turismo cada vez gasta menos, no lo es menos que los hoteles que se han construído últimamente en Barcelona y los que están en desarrollo no son precisamente baratos, como tampoco lo son algunos de los restaurantes que se llenan en cada turno de personas venidas de fuera.

    Sí, hay mucho turismo barato que además se visualiza mucho y que, sin duda, baja el promedio de gasto por persona. Pero sigue habiendo un elevado número de turistas con cierto nivel económico que ya quisieran para sí otras localidades.

    Por cierto, no sé como calculan el gasto por turista. ¿Se tienen en cuenta sus compras (no de souvenirs) sino de ropa en Zara, Mango, etc.? Porque una cosa sí es cierta: el dinero se gasta de otra manera.

  2. Daniel, se les pregunta por gasto diario en una serie de elementos, ropa, restaurantes y bares, cultura, transporte. El estudio que se puede decir que tiene más representatividad en Catalunya, por un tema de control de los encuestados, es el anual del mercado congresual, para Barcelona Convention Bureau. Creo que la hace BCF Consultors y al encuestar aleatoriamente a gente de todas las ferias y congresos con grandes números las cifras tienen prestigio (de hecho la misma empresa trabaja también para TurEspaña).
    Las cifras para este año muestran estabilidad y en los negocios cada vez se opta por alargar la estancia más días. Eso es realmente interesante: ¿vamos a tener un turismo de pocos días a poco gasto o de muchos días gastando más? Parece que tanto el estudio de la UAB como el de BCB intuyen esas dos tendencias.

  3. Es que en el tema del turismo, en lugar de un patrón único creo que se debe ir a una segmentación de lo que hasta ahora mostraba una imagen más uniforme.

    Así,creo que las dos tendencias no son contradictorias, sino que responden a perfiles distintos y que la ciudad considera complementarios (aunque no ofrece a ambos el mismo nivel de atención).

    Fíjate que, en cosas como el bus turístic (que suele ser utilizado tanto el ‘turista low-cost’ como por el ‘tradicional’) es donde el servicio que Bcn ofrece se desborda con mayor facilidad.

    Por eso decía que aunque puede parecer que el turista medio ‘gasta menos’, creo que gasta diferente. No es extraño el perfil vuelo low-cost, hotel cuatro estrellas, comida de macdonald’s y ópera en el Liceo. Esto es, la clase media tradicional, dotada de información y gestionando de propia mano su viaje, aprovecha las ofertas o ‘trucos’ para gastar menos sin dejar de satisfacer sus aspiraciones. Todo ello, aderezado de una ya evidente (y sin vuelta atrás) división del disfrute de las vacaciones en varios períodos.

  4. Quizá no me expliqué bien. Son dos estudios diferentes precisamente por la idea de segmentación de mercado. No hay duda que el futuro de Barcelona pasa por tener diferentes marcas turísticas.En todo caso hay tres estrategias: fijar perfiles muy marcados (familiar, negocios, fin de semana, borrachera)o apostar por el turista medio que explicas al final. Por cierto, la marca “cultura”,que parece presente en todos los perfiles, es la que sale perdiendo a la larga, los unos por falta de tiempo, los otros por el coste de las entradas para la familia y el tercero por falta de interés.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s