Camisa de 300 euros made in China


La mayoría de grandes firmas de moda, especialmente las que cubren los segmentos más altos del mercado, oculta la procedencia de sus productos. Esta noticia apareció en la edición dominical de El Periódico de Catalunya. Adolfo Dominguez, Antonio Miró, Camper, Caramelo o Loewe figuran en esta nómina de empresas.

No me gusta la falta de transparencia de estas empresas en relación a este tema. Esta opacidad implica admitir de facto que hay aspectos francamente mejorables y que muy probablemente en estos centros de producción no se den las condiciones mínimas para realizar un trabajo digno.

Y lo que menos me gusta es que precisamente sean aquellas empresas que cobran precios exorbitados por una camisa, un pantalón o un traje. ¿Quién porcentaje del coste va a parar al país de producción? Intuyo que muy pequeño. Supongo que la negativa a facilitar la procedencia viene justificada por este hecho. Si el consumidor final se entera que esa camisa de 300 euros de marca ha sido íntegramente realizada en Marruecos o en China, probablemente exigirá un precio más acorde con el coste de producción.

Doy en cambio un 10 para Wonders y Panama Jack, quienes han decidido mantener la producción local, y a Custo Barcelona por la transparencia y reconocer que ha deslocalizado la producción y dejar que sea el consumidor quien juzgue.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s