Los problemas de la publicidad en el blog


Unos días atrás descubrí que Reviewme ofrecía, bajo ciertas condiciones, la posibilidad de ganar una cantidad de dinero si se escribían artículos hablando de productos que querían promocionar. Ferran mostraba el otro día que este programa efectivamente parece funcionar.

Esta idea tiene sus pros y sus contras. Por una parte se trata de una forma más de gratificar una forma de ganar clientes altamente efectiva: el boca-oreja. Por otro lado, se corre el riesgo de que tu blog acabe pareciendo un blog publicitario en el que tus lectores no saben si lo que hay allí es tu valoración personal o mera propaganda.

Esta preocupación no parece ser aislada. He encontrado un par de entradas altamente interesantes en Creative Minds y en b2b-blog que trataban sobre el peligro de convertirse en un blogger remunerado, si bien lo hacen relacionandolo con el posicionamiento de Google. Parece ser que el uso de estos sistemas de entradas patrocinadas puede afectar negativamente al famoso Pagerank.

8 thoughts on “Los problemas de la publicidad en el blog

  1. Efectivamente, como comentas, existe un “riesgo” real en el posicionamiento de Google. Lo que para nosotros, bloggers sencillo sin publicidad, no es un gran problema, puede serlo para empresas de blogging.

    ¿Imaginas Microsiervos escribiendo entradas remuneradas y con PageRank = 0?😉

    De todos modos, como decúia Eduardo, no me parece una mala forma de ganarse la vida. En mi blog hablaba el otro día de los bloggers que hablan de políticos en USA: en el fondo, es el mismo caso, hablar de un “producto” de forma remunerada. ¿Es eso inmoral? Bajo mi punto de vista, no. Es respetable que cada uno haga lo que le plazca con su blog, ¿no?

  2. Hola Alfonso,

    Evidentemente es lícito amortizar la inversión o ganar un dinerillo con el blog. En definitiva, nuestro principal cliente es quien nos lee o quien, como tu has hecho, nos envía un comentario (que por cierto te agradezco). Y será él quien nos juzgue.

    A lo que yo me refería es al riesgo de acabar escribiendo no lo que quieres escribir sino lo que te mandan escribir por unos dólares. O del riesgo que tiene el lector de recibir información que no se ajusta a la realidad porque hemos preferido los 20 dólares de prescripción a contar lo que realmente pensamos del producto. O aún peor: el riesgo de que haya la percepción de que estemos realizando esto, aunque no lo estemos haciendo.

    Como curiosidad te contaré un caso que conozco de primera mano. En una importante (y desaparecida) tienda virtual las valoraciones de los artículos que aparecían en la portada las realizaban los mismos empleados y nunca podían bajar de tres estrellas (sobre una escala de cinco). Como puede imaginarse, esa clasificación dejó de tener sentido alguno cuando los clientes habituales se percataron de ello, cosa que no costaba mucho.

    Personalmente creo que, en el caso de aceptar anuncios y patrocinios, debe separarse muy bien lo que es publicidad de lo que es opinión personal.

  3. Creo que lo importante es no canivalizar la confianza. A mi me parece un buen sistema pero como dice Alfonso habría que esperar a ver que dice Google al respecto.
    En cualquier caso, tienes razón, David, cuando dices que es importante dejar en claro cuando una entrada es patrocinada y cuando no lo es.

  4. Quizá tenga la visión muy sesgada de las primeras épocas de Internet, en la que las prácticas publicitarias eran, por decirlo de modo muy diplomático, bastante deficientes. Pop-ups, banners y similares hicieron mucho daño a quien quería utilizar Internet como un canal publicitario más. Una de las grandes lecciones que se puede extraer de toda esa época es usar la publicidad con cuentagotas.

    Surfeando un poco más he descubierto que el tema de la publicidad en Internet vuelve a estar en plena ebullición. Tendré que estudiarlo más a fondo.

  5. Gracias por el consejo🙂 Creo que en España ya está a punto de dispararse. Un amigo mío me comentó que tuvieron que retirar la publicidad de su empresa (era una comercial de material de construcción) a causa del alto número de pedidos. ¿Caso aislado? Puede que si, pero da la sensación de que la cosa va a más.

  6. Si llego a conseguir que escriba el relato puede estar francamente bien. De hecho él y su socio están pensando en dejar en segundo plano el negocio del material de construcción y pasarse a asesorar a pequeñas empresas que quieran publicitarse por Internet…

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s